miércoles, 7 de septiembre de 2011

HE PRESENTADO MI RENUNCIA A PRESIDIR EN LA PLAZA DE IÑAQUITO

FOTO ALBERTO SUAREZ


La dignidad del presidente Santiago Teran,
que le impide presidir festejos mutilados


HE PRESENTADO MI RENUNCIA A PRESIDIR EN LA PLAZA DE IÑAQUITO


"..Como aficionado tradicionalista y defensor acérrimo de la pureza e integridad del espectáculo taurino, me es difícil entender que puedan venir a nuestra Feria figuras como Ponce, Castella, y Fandi, en circunstancias donde esté vedada la muerte del toro en el ruedo..."


"...Mi mensaje a los aficionados taurinos es que no bajemos la guardia ni abandonemos la fiesta, que luchemos por ella y que presionemos para que nuestras autoridades, especialmente, las municipales, construyan una normativa taurina que preserve la fiesta brava íntegra y completa. Les diría que las tempestades y amenazas para la fiesta pasarán y, que si nos mantenemos en nuestros principios, unidos y fuertes, pronto vendrán mejores tiempos..."


Entrevista por Jorge García R.
Quito 06/09/2011 / Opinión y Toros /
Aficionado por convicción, de “hueso colorado” como se los conoce a quienes sienten como pasión la fiesta brava. Santiago Terán Peñaherrera, uno de esos ecuatorianos que vive el mundo del toro como si esto fuera parte de su vida misma. Durante diez años, aunque no consecutivamente, Presidente de la Plaza de Toros Quito que, lamentablemente, dejará por quién sabe qué tiempo, de ser la plaza donde se vean toros a la usanza española, gracias a que la pregunta ocho de la consulta popular del 7 de mayo pasado, le cortó cincuenta años de maravillosos espectáculos taurinos decembrinos.


Abogado de profesión, con una maravillosa familia, también taurina, aficionado práctico al igual que alguno de sus hijos pero, por sobre todo, una excelente persona.


Se encontraba en su despacho profesional, cuando recibió a OyT para contestar a estas preguntas que, las hacemos al amigo:


-¿Cuál es su apreciación sobre la pregunta No 8 de la consulta popular del 7 de mayo pasado en nuestro país, donde se prohíbe la muerte del toro en el ruedo?




La pregunta 8 de la Consulta Popular de 7 de mayo pasado hecha por el Presidente del Ecuador no debió ser calificada por parte de la Corte Constitucional, ya que, desde todo tipo de vista, mermaba los derechos de las personas y disminuían las libertades individuales, circunstancias que están prohibidas por nuestra Constitución. Además, era totalmente discriminatoria y fue propuesta con la clara intención de afectar al espectáculo taurino y a sus empresas. A pesar de ello, la pregunta 8 no llega a prohibir la muerte del toro en el ruedo. ¿Qué fue lo que finalmente se preguntó a los quiteños?, la pregunta decía: ¿Está usted de acuerdo en que se prohíban en el cantón de su domicilio los espectáculos que tengan como finalidad la muerte del animal? Por lo tanto, no se le preguntó al quiteño ni al ecuatoriano por la prohibición de la muerte del toro en el ruedo.

-¿Qué opina sobre la continuación de la Feria de Quito, pese a que no se podrá matar al toro en la arena, ya que en nuestra capital, ganó el Sí en la pregunta No 8 de la consulta popular?


Efectivamente, tomando como válidos únicamente los votos por el SI o por el NO, sin blancos ni nulos, en nuestra capital ganó el SI en la pregunta No. 8 de la Consulta, por un estrecho margen, algo más de siete puntos sobre el NO. Esto quiere decir que en el territorio que ocupa el Distrito Metropolitano de Quito, están prohibidos los espectáculos que tengan como finalidad la muerte del animal. Esto no debería significar como se nos está queriendo imponer que lo prohibido es que el toro muera en el ruedo, cuando no fue eso por lo que se votó. Lamentablemente, los Concejales de Quito, que no se atreven a contrariar la voluntad de nuestro Presidente, han interpretado en el sentido de que lo prohibido es que el toro muera en el ruedo. Al parecer la empresa organizadora de la Feria se ha allanado a esa interpretación, y está organizando la próxima Feria Jesús del Gran Poder sin que se produzca la muerte del toro en la arena, lo cual, definitivamente, le resta categoría y prestigio internacional.


-¿Piensa que se podrá hacer algo en los 98 cantones de nuestro país, donde sí se puede matar al toro en el ruedo, como lo mandan los cánones taurinos?


En los 98, me parece que son más, cantones donde el NO superó al SI en la Consulta, no existe ningún problema para que se sigan llevando a cabo espectáculos taurinos íntegros; como tampoco debería haber problema en los demás ya que no hemos votado porque se prohíba la muerte del toro en el ruedo o en la plaza. De todos modos creo que los aficionados taurinos tenemos la obligación de brindar todo nuestro apoyo a la actividad taurina que se lleva a cabo en provincia, hoy más que nunca.


-¿Cree usted que vendrán a la ciudad de Quito las figuras del toreo mundial, si ellos son matadores de toros, para participar en un sainete taurino al no existir el tercer tercio?


Se ha mencionado en algunos medios, que vendrían a la Feria bases de cartel como Ponce, Castella y Fandi. Como aficionado tradicionalista y defensor acérrimo de la pureza e integridad del espectáculo taurino, me es difícil entender que puedan venir a nuestra Feria figuras como las mencionadas en circunstancias donde esté vedada la muerte del toro en el ruedo. Con sinceridad no sabría decidir que resulta es preferible, dar la feria sin que el toro pueda morir en el ruedo o, quizás, no dar la Feria hasta que el Municipio rectifique su interpretación. Tengo la certeza de que si el Municipio no rectifica y tenemos una Feria sin que se cumpla íntegro el tercer tercio de la lidia, la brecha que habrá entre nuestra nueva realidad taurina y aquel título de contar con la Mejor Feria de América, será enorme y muy frustrante.


-¿Cómo se puede eliminar por votación política una tradición maravillosa como la fiesta brava, que llegó durante la conquista de los españoles al nuevo mundo? ¿Se puede legalmente hacer algo para evitarlo?


Jamás podría eliminarse por votación política una tradición maravillosa como la fiesta brava. Nuestra capital tiene siglos de ver corridas de toros; la propia Ordenanza Taurina que aún está vigente pero que el Concejo Municipal pretende cambiar, reconoce a los espectáculos taurinos a la usanza española como tradición inalienable de los quiteños, debiendo el Municipio fomentarlos y difundirlos como acervo cultural y elementos irrenunciables de la identidad histórica de Quito.


-¿Qué cree usted que pensarán los aficionados taurinos de hueso colorado de nuestro querido país, con estos resultados que impedirán mirar toros de verdad en nuestra querida capital?


Pienso que los aficionados taurinos de hueso colorado, como usted los llama, sufrirán una terrible decepción al ver que su Feria se devalúe y pierda importancia. Tenemos que luchar para que la normativa que regula los espectáculos taurinos en Quito no sufra mengua alguna.


-Cómo Presidente de la Plaza de Toros de Quito, ¿piensa continuar en su función pese a las modificaciones que se le harán a la Ordenanza Taurina del cantón, para no dar muerte al animal en la arena?



Presenté el 8 de agosto de 2011 un proyecto de reforma a la Ordenanza Taurina tratando de proteger la integridad de las corridas y los intereses del público aficionado, desde luego, dando cumplimiento irrestricto al resultado de la Consulta Popular, pero manteniendo los cánones y principios básicos de los espectáculos taurinos. Lamentablemente, el Municipio no recogió aporte alguno del proyecto presentado por el Equipo de la Autoridad y entregó para primer debate una nueva Ordenanza Taurina en la que se eliminan la mayor parte de regulaciones que contiene la Ordenanza actual y que han servido de sustento para mantener la pureza e integridad de la Fiesta y la defensa de los derechos de los aficionados en general. Ante tales circunstancias, el 25 de agosto de 2011, he presentado, junto con todo el equipo de Autoridad de Plaza, mi renuncia irrevocable ante el Alcalde de la ciudad a las funciones de Presidente de Plaza. Esta delicada función la he desempeñado con honor, dignidad y enorme afición por más de 10 años, no consecutivos, en que me ha correspondido el alto honor de representar a todos los Alcaldes que se han sucedido en nuestra capital desde el año de 1991.


-Si para sacar del ruedo a un toro indultado se demora mucho tiempo, ¿cómo cree que harán para sacar del ruedo seis astados en un día de feria y, cómo se premiará a los “toreros triunfadores”?



La dificultad de devolver vivo a los corrales un toro, es una tarea complicada, difícil y que la mayoría de las veces está fuera del control. En el Ecuador no existe una piara de bueyes que estén entrenadas para cumplir esta tarea, nuestras plazas no cuentan con las instalaciones apropiadas para poder hacerlo. Es por esto, que al menos, debió darse una transitoria para que las empresas preparen los escenarios y bueyes. Por otro lado, la premiación a los toreros, no tengo idea bajo que parámetros se pretenda hacer.


-¿Qué cree usted que piensan sus hijos, que son jóvenes, de esta pregunta en la consulta popular, que a todas luces vulnera la libertad de los ecuatorianos con esta pregunta que el Presidente de la República la puso para contentar, según él, a un “grupo de jóvenes”, cuando todos conocemos que son roqueros que pugnan por el aborto seguro y el uso de las drogas?


En mi hogar la afición a los toros ha estado siempre presente. Mis hijos nacieron en un ambiente taurino, desde muy pequeñitos me han acompañado, junto con mi esposa a todos los festivales en que he intervenido; hemos ido juntos al campo, a las diversas ganaderías de reses de lidia; ellos también aprendieron a torear y lo han hecho tanto en público como en privado; para ellos, igual que para mí, los Toros constituye una parte muy importante de la vida. Y, por supuesto, rechazan y no están de acuerdo con el daño que se ha querido causar desde la Presidencia de la República con la Consulta Popular.


-¿Santiago, desde cuándo es usted aficionado a los toros y, cuéntenos algunos de sus pasajes más hermosos, participando en esta hermosa fiesta brava como gran aficionado que es?


Soy aficionado a los toros desde hace 50 años, practico la afición desde 1969, algo más de 42 años. Son muchísimos los momentos hermosos que he vivido en mi afición a los toros; quizás de los más importantes hayan sido, aquel Festival en mayo de 1970 organizado por el Colegio San Gabriel del que yo era alumno, en ese entonces, de quinto curso, realizado en la Plaza del cuartel Epiclachima, al Sur de la ciudad, alternaba con los miembros de la Peña Corinto y Oro; yo era el más novel del cartel, por lo cual, toreaba de último; minutos antes de que termine la lidia y muerte del quinto novillo, cayó una tempestad que convirtió al ruedo en un lodazal, estuvimos a punto de suspender el Festejo, y yo, insistí en que el novillo salga. Era un novillo grande Yanahurco, al que lo pude torear, especialmente, por la izquierda en el centro de la plaza, que era la única parte del ruedo que no estaba totalmente anegada. Durante la faena, el público resistió la intensa lluvia y logré indultar al bravo y excelente novillo.Otro momento muy especial fue 15 años más tarde, cuando por primera vez me presentaba en la Plaza de Toros Quito, esto ocurrió en junio de 1984, en un Festival benéfico organizado por la Cámara Junior; el cartel era muy interesante con la participación de profesionales del toreo y aficionados: el matador Edgar Peñaherrera, el novillero Julio Vazco, distinguidos aficionados como Rodrigo Patiño, Luis Fernando García, José Patricio Espinosa y Jaime Valdivieso; toreaba un novillo bien presentado de Atocha al que en medio de las volteretas y los golpes sufridos logré hacerle una faena emotiva e intensa, que fue premiada con una oreja y que me permitió ser el triunfador de ese día.



-Cómo gran abogado de la República y, una mejor persona, ¿ha sido usted violento o ha llevado a la violencia a sus seres queridos, como dicen quienes están a favor de la abolición de la fiesta brava en Ecuador, que somos todos los aficionados taurinos?


Jamás he sido una persona violenta, practico y amo la paz, me considero un conciliador, a pesar de mi profesión de abogado y de los años de ejercicio profesional, he sostenido siempre que más vale un mal arreglo que un buen juicio; creo en los métodos alternativos para la solución de los conflictos. De ninguna manera pueden haber los toros tenido alguna influencia negativa en mi conducta. Es absurdo vincular la violencia con los toros, esto fue un pretexto para causar daño a la fiesta brava.


-¿Cuánto tiempo cree usted que los ecuatorianos, amantes a la mejor de las fiestas, tendremos que esperar para que podamos vivir cómo pensamos y creemos, sin imposiciones de ninguna clase del poder político?


La pregunta habría que hacerla al pueblo ecuatoriano. Toda restricción o limitación a las libertades individuales son contrarias a la esencia misma de los regímenes democráticos. Vale recordar la frase: “no hay mal que dure cien años ni pueblo que lo resista”.


-¿Cuál es su mensaje a todos los aficionados taurinos ecuatorianos, en este momento de amargura para todos quienes somos libres de pensar lo que queremos hacer con nuestras vidas?


Mi mensaje a los aficionados taurinos es que no bajemos la guardia ni abandonemos la fiesta, que luchemos por ella y que presionemos para que nuestras autoridades, especialmente, las municipales, construyan una normativa taurina que preserve la fiesta brava íntegra y completa. Les diría que las tempestades y amenazas para la fiesta pasarán y, que si nos mantenemos en nuestros principios, unidos y fuertes, pronto vendrán mejores tiempos.


-Agradeciéndole mucho su amabilidad, nos retiramos de su presencia y, confiamos que nuestros lectores se den cuenta, de la verdad de la fiesta brava en nuestra querida tierra, en la mitad del mundo.

No hay comentarios.:

Seguidores

Páginas

arbol html.fty.pront

EL TOREO DE GUILLERMO ALBAN ES PARA TI?

LA EXELENCIA EN LA INFORMACION TAURINA EN ECUADOR

GRACIAS POR PREFERIRNOS